COACHING

Se trata de un proceso de entrenamiento personalizado dirigido a posibilitar y favorecer el crecimiento de la persona en su conjunto. Con el empleo de múltiples herramientas se pretende cubrir la distancia entre el donde está la persona y el dónde quiere estar.

Para ello debe fomentarse la responsabilidad y la seguridad del individuo de forma que pueda alcanzar sus objetivos y valores en los diferentes ámbitos de su vida. El coaching no está dirigido necesariamente a personas con dificultades psicológicas, sino a todo aquel que quiera mejorar en uno o varios aspectos de su vida.

Objetivos

Todo proceso de coaching debe tener un objetivo a alcanzar, algo que se quiere conseguir, cambiar o modificar, una meta.

Algunos objetivos de coaching pueden ser :

  • Recuperar la motivación y la autoconfianza en uno mismo.
  • Solucionar un conflicto personal o con otras personas.
  • Modificar una actitud determinada frente a algo o a alguien.
  • Salir de una etapa de dudas o transición.
  • Buscar soluciones a situaciones complicadas.
  • Adaptarse a unos nuevos hábitos o a determinados cambios de vida.
  • Aceptar la propia realidad.
  • Conducir mejor las emociones.
  • Controlar el estrés nocivo.
  • Gestionar el miedo.
  • Optimizar el presente.
  • A quien se dirige

    A todas las personas que quieren mejorar su calidad de vida, su liderazgo personal y sus relaciones interpersonales, realizar un cambio personal o profesional, que han sufrido pérdidas (divorcios, procesos de duelo), que están inmersas en diferente tipos de conflictos (laborales o personales), que quieren mejorar su motivación y, en definitiva, a aquellos que quieran desarrollar su potencial creativo, profesional y emocional.

    Beneficios
    1. Mejora del desempeño y la productividad: favorece a que individuos y equipos pongan lo mejor de sí en las tareas que realizan.

    2. Desarrollo de la gente: brinda a los managers una manera efectiva de facilitar día a día el desarrollo del talento y retenerlo.

    3. Mejora de las relaciones: si las preguntas se hacen con intención de ayudar a otros a crecer y mejorar, transmiten implícitamente un mensaje: “me importas”.

    4. Mejora de la calidad de vida en el trabajo: el respeto de valores tales como la humildad, la autenticidad, la responsabilidad, la colaboración, la confianza, produce un impacto directo en el bienestar que las personas comienzan a experimentar al perseguir sus objetivos laborales o personales.

    5. Más creatividad: fomenta el aprendizaje y el descubrimiento de alternativas creativas para producir mayor efectividad.

    6. Mejor uso de habilidades y recursos: se promueven y valoran los comportamientos de quienes persiguen sus objetivos de mejora utilizando todos los recursos disponibles, poniendo en acción el máximo de sus habilidades, respetando sus valores.