TRASTORNO ESPECÍFICO DEL APRENDIZAJE

Los Trastornos específicos del desarrollo del aprendizaje escolar constituyen un conjunto de problemas que interfieren significativamente en el rendimiento en la escuela, dificultando el adecuado progreso del niño y la consecución de las metas marcadas en los distintos planes educativos.

SIGNOS DE ALARMA

Para estar ante un trastorno específico del aprendizaje tienen que darse los siguientes síntomas:

  • Dificultad en el aprendizaje y en la utilización de las aptitudes académicas al menos durante seis meses:
    • Lectura de palabras imprecisa o lenta
    • Problemas de comprensión lectora
    • Problemas de escritura y expresión
    • Problemas de cálculo o razonamiento matemático
  • Las aptitudes académicas están afectadas por debajo de lo esperado para la edad cronológica.
  • Las dificultades de aprendizaje comienzan en la edad escolar pero pueden no manifestarse totalmente hasta que las demandas académicas requieran el uso de las capacidades en las que hay dificultad.
  • No son a consecuencia de otro tipo de trastorno.
¿CÓMO TRABAJAMOS?

La detección precoz e intervención en las dificultades presentadas en el niño es necesario para conseguir una adecuada integración escolar y social.

CON EL PACIENTE:

  • Planteamiento y comunicación de objetivos
  • Sesiones semanales de trabajo de las dificultades presentadas
  • Ayuda en la asimilación y adaptación de las dificultades que presenta el paciente
  • Intervención de los problemas emocionales o conductuales que pueden aparecer debido a las dificultades en el aprendizaje

A NIVEL FAMILIAR:

  • Planteamiento y comunicación de objetivos
  • Reuniones de seguimiento
  • Pautas conductuales y de apoyo
  • Atención a nuevas necesidades

A NIVEL EXTERNO:

  • Coordinación con otros profesionales que tengan relación con el paciente